Otros Métodos de Selección de Sexo

Métodos con poca efectividad

Hay una serie de técnicas de selección de género que pretenden ayudar a que una pareja tenga un hijo del sexo deseado. Algunas de estas técnicas se basan en la evidencia anecdótica y no científica. Los únicos métodos probados con altas tasas de éxito en precisión para concebir un niño o una niña son Eligender® y PGD.

Los métodos caseros pueden incluir la programación de las relaciones sexuales, el uso de fluidos y medicamentos sin receta, dietas y suplementos de vitaminas y minerales para influir en el sexo del bebé. Los kits de selección de sexo también ofrecen esta promesa pero sin la base científica para concebir un niño o una niña.

Los siguientes métodos han existido por años; sin embargo, han sido refutados como métodos científicamente probados para la selección de sexo.


De acuerdo con el Método Shettles:

De acuerdo con el método Shettles, para que una pareja conciba un niño debe tener relaciones sexuales lo más cerca posible del momento de la ovulación para que los espermatozoides con el cromosoma Y lleguen más rápido. Si la pareja quiere concebir una niña, deben tener relaciones sexuales 2 ó 3 días antes de la ovulación.

Para utilizar el método Shettles las mujeres deben realizar un seguimiento de sus ciclos con un kit de predicción de la ovulación que rastrea los niveles urinarios de la Hormona Luteinizante (LH) o por medio del seguimiento de su temperatura en las mañanas (pruebas de temperatura basal del cuerpo).

Método Ericsson

El Dr. Ronald Ericsson, pionero en el campo de la determinación del sexo, fue quien en la década de los 70 desarrolló y patentó el Método Ericsson de Albúmina para la selección de género. La idea detrás de método de Ericsson es que los espermatozoides que portan el cromosoma Y (masculino) nadan más rápido que los espermatozoides que portan el cromosoma X (femenino). Esta técnica tiene como objetivo separar los espermatozoides que nadan mas rápido (Y) de los que nadan más lento (X).

Con el método de Ericsson, los espermatozoides nadan a través de un líquido con proteína (albúmina), esperando que en un determinado período de tiempo más espermatozoides con el cromosoma Y naden a través de la albúmina que espermatozoides con el cromosoma X. Repitiendo este proceso, el concentrado de espermatozoides resultante contendrá un porcentaje mayor de espermatozoides portadores del cromosoma Y o del cromosoma X, y podrá ser utilizado para realizar una inseminación intrauterina (IIU). Aunque no se ha demostrado clínicamente, el método Ericsson tiene una tasa de éxito del 78% al 85% para varones y del 73% al 75% para las niñas.

Método Whelan

El Método Whelan es un método científicamente probado para la selección de sexo que contradice directamente al Método Shettles, el cual habla de la programación de relaciones sexuales en días específicos del ciclo menstrual. Su creadora, Elizabeth Whelan, afirma que su técnica tiene una efectividad del 68% para los niños y del 56% para las niñas, pero la mayoría de expertos discute esto.

Según Whelan, si una mujer quiere un niño, debe tener relaciones sexuales entre cuatro y seis días antes de que la temperatura basal de su cuerpo suba. Si quiere a una niña, entonces deberá tener relaciones sexuales dos o tres días antes de la ovulación. La mujer debe tomar la temperatura basal de su cuerpo todos los días para averiguar cuándo está ovulando o utilizar un kit de predicción de la ovulación.