PREGUNTAS FRECUENTES

relacionadas con selección de sexo

Eligender® es una nueva técnica para determinar el sexo de los embriones antes de la implantación en el útero de la madre. Fue desarrollado por el Instituto Ingenes y se basa en el análisis de los genes localizados en los cromosomas sexuales (X y Y), cuya presencia o ausencia indican el sexo del embrión. Esta técnica es mucho más económica en comparación con otras como el PGD.

El Diagnóstico Genético Preimplantación (PGD por sus siglas en inglés) puede ayudar a las parejas a seleccionar el sexo de su bebé y a determinar si un embrión contiene el número normal de cromosomas que deben estar presentes en los seres humanos. El PGD también puede mejorar las tasas de implantación de embriones transferidos mediante un análisis previo para determinar si existe el número correcto de cromosomas (46 XX para femenino y 46 XY para masculino). Por otro lado, con el PGD se pueden identificar determinadas enfermedades genéticas del embrión, así como prevenir que las parejas transmitan una enfermedad genética ligada al sexo a sus hijos; por ejemplo, enfermedades como la hemofilia que sólo puede ser transmitida de una madre afectada a su hijo varón, seleccionando únicamente embriones femeninos.

Sí, el proceso de Fecundación in Vitro (FIV) es necesario con el fin de tener acceso a los embriones fuera del cuerpo. Eligender® se realiza durante un ciclo de FIV en el que se producen múltiples óvulos que se obtienen de los ovarios y son fertilizados en el laboratorio con los espermatozoides de la pareja o donante. Se retiran de 1 a 15 células de cada embrión en el día 3 ó 5 de desarrollo a través de un procedimiento llamado biopsia embrionaria. Un especialista examina los cromosomas sexuales (XX o XY) del embrión e identifica los embriones del sexo seleccionado para ser transferidos en el útero de la mujer.

Las técnicas Eligender®y PGD/PGS tienen una precisión del 99% en la identificación del sexo del embrión. La razón por la que la identificación de sexo del embrión con Eligender® o PGD no es 100% efectiva es porque en una minúscula cantidad de los casos, el investigador no puede encontrar ninguna "señal" en las celulas biopsiadas. Esto es muy raro, sin embargo con estadísticas cercanas al 100%, Eligender® o PGD brindan a las parejas las probabilidades más altas para determinar el sexo de su bebé.

Los pacientes que ya están en tratamiento de fertilidad pueden considerar equilibrar su familia y tomar ventaja de la opción de elegir el sexo de su bebé con Eligender® o PGD / PGS. Sin embargo, una pareja puede elegir la selección de sexo por sus propias razones. Por ejemplo, parejas mayores que quieren tener un hijo de cada sexo. Las parejas necesitan ser fuertes, comprometidas y solidarias para seguir adelante con el proceso. La comunicación también es clave; expresar pensamientos y sentimientos con otros, o con un consejero, puede ayudar a las parejas con el proceso.

En algunos países, la selección de sexo no es legal, en otros sólo es legal por razones médicas. En México, la selección de sexo sí es legal. Según el documento Vigilancia del año 2010 de la Federación Internacional de Sociedades de Fertilidad, después de realizar encuestas en 105 países, se encontró que la selección de sexo por cualquiera de las técnicas de clasificación espermática y/o biopsia embrionaria está permitido por la ley en sólo 15 países y no se permite en 43. En otros 15 países no existe mención acerca del tema. La selección del sexo es practicada por una o ambas técnicas en 26 países.

No hay riesgos adicionales a la madre con Eligender o PGD / PGS. Ella experimenta los mismos riesgos a los que se somete una mujer que opta por la fertilización in vitro (FIV) sin Eligender o PGD. Aunque la mayoría de las parejas viven la fecundación in vitro y el embarazo sin problemas, algunos riesgos incluyen: embarazos múltiples de alto riesgo (a menos que se transfiera un solo embrión); síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO), una condición en la cual los ovarios aumentan de tamaño y se llenan de líquido en respuesta a los medicamentos de gonadotropina; infección pélvica; embarazo ectópico; torsión anexial (torsión de ovario); o hemorragia interna durante la extracción de los óvulos.

Los datos disponibles indican que las tasas de embarazo se reducen con cada célula que se saca del embrión para las pruebas de PGD / PGS, pero la experiencia práctica de los centros de fertilidad que realizan un gran número de casos de PGD / PGS cada año no soporta esta indicación. En Eligender®, los embriólogos toman una sola célula del embrión para la determinación de género, por lo que los pacientes de balanceo familiar no tienen que preocuparse de más células removidas del embrión. Algunas clínicas de fertilidad en el pasado han eliminado sistemáticamente biopsiar más de una célula de los embriones, por razones médicas o genéticas. Si usted está teniendo su ciclo de FIV-PGD en una clínica que tiene mucha experiencia con la realización de PGD, entonces usted y sus embriones, está en buenas manos.

No se requiere tener un hijo para ser candidato a la técnica de selección de sexo. Cuando se utiliza la selección de género para prevenir una enfermedad genética asociada al sexo, su indicación se considera "médica". Si la decisión de elegir el sexo del bebé se hace con fines de equilibrio familiar, se considera un proceso de "elección". En Ingenes, su médico le explicará cuál es la mejor solución en su caso.

El comité de ética de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM), la principal organización de información, educación y promoción en el campo de la medicina reproductiva, ha declarado que: "los médicos deben tener la libertad de ofrecer la selección de sexo antes de la concepción, en el ámbito clínico, a personas que están en la búsqueda de variedad de género en sus hijos, considerando que las parejas:

  1. Están plenamente informadas de los riesgos de fracaso.
  2. Afirman que aceptarán plenamente a los hijos del sexo opuesto, si la selección previa a la concepción de género llegase a fallar.
  3. Son asesoradas por tener expectativas poco realistas sobre el comportamiento de los niños del género preferido, y
  4. Se les ofrece la oportunidad de participar en la investigación para seguir y evaluar la seguridad, la eficacia y la demografía de la selección antes de la concepción.

En Ingenes tu médico te aconsejará sobre el mejor enfoque para tu caso.

No necesitas viajar a México para reunirte con un médico antes de iniciar el tratamiento. Después de una asesoría telefónica inicial y de la realización de unas pruebas, las pacientes pueden comenzar el tratamiento en sus propios países y son supervisados por médicos y clínicas de fertilidad locales que trabajan en estrecha colaboración con nosotros. En Instituto Ingenes podemos gestionar el ciclo de nuestra paciente de forma remota.

INGENES encontrará médicos - radiólogos y obstetras / ginecólogos - cerca de ti que pueden realizarte pruebas y seguimiento a tu ciclo.

Una vez que las pacientes están a mitad del ciclo de tratamiento, vienen a México donde permanecerán de 7 a 10 días. Durante esa estancia, ocurre lo siguiente:

  • Se extraerán los óvulos de las pacientes
  • Los óvulos serán fertilizados
  • Se aplicará la técnica Eligender®
  • Los embriones del sexo deseado serán transferidos.

Después de la extracción de los óvulos, las pacientes y sus familias tienen tiempo para realizar otras actividades como disfrutar de visitas turísticas en la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey o en otras ciudades cercanas. Posteriormente y cuando el médico lo indique, deberán regresar a Ingenes para la transferencia de los embriones.
Una vez que la transferencia de embriones esté realizada, por seguridad la paciente permanecerá en México una noche más. Después de eso podrán regresar a casa, donde serán monitoreadas con exámenes de sangre para identificar los niveles hormonales y ecografías para comprobar el crecimiento del feto durante el primer trimestre.

Económicamente hablando, y comparado con completar la atención en sus países de origen, la diferencia no es tan significativa. Cuando vienes al Instituto por un tratamiento de Fertilización In Vitro (FIV) aplicando las pruebas genéticas de los embriones, cuentas con condiciones seguras y atención personalizada por nuestros Especialistas en Fertilidad y Genética, instalaciones y tecnología de alto nivel y todas las regulaciones de cuidado médico.